Ministerios

cropped-logo-nuevo-CASL.pngLa Iglesia de Jesucristo no es una organización, es un organismo.   Ella no crece porque tengamos un modelo empresarial, crece porque está viva.

Sin embargo la Iglesia se ha visto envuelta en estos últimos años en estrategias de crecimiento masivo, pero que tarde o temprano terminan haciendo que las congregaciones enfermen.   El crecimiento se detiene abruptamente y quedan reducidas a creyentes agotados, familias frágiles y nuevos creyentes desilusionados.

Es por esto que creemos en el modelo bíblico.   Es cierto que las Sagradas Escrituras hablan de reuniones en las casas.   Pero estas reuniones eran presididas por discípulos, no por líderes.   “Líder” es un concepto meramente empresarial y “discipulado” es un concepto espiritual.   De allí que la Iglesia Temprana de los Hechos no creció con líderes sino con discípulos y ministerios. 

Hoy preparamos a los líderes en escuelas con muy poco tiempo para formarles en las verdades bíblicas esenciales, luego les enseñamos sobre liderazgo y sobre la estrategia para que se la sepan al dedillo.   Entre tanto tenemos el mayor ejemplo en Jesucristo el Señor que preparó a sus discípulos por tres años.

A través de este proceso formativo que llamamos “Visión Ministerial” pretendemos primeramente desarrollar los discípulos y ministerios con los cuales crecerá la Congregación local, y la Iglesia de Jesucristo en una forma sana y permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.